El Campo de Conciencia no es Humano

Quizá esto sea lo más interesante, que el campo de Conciencia no es para nada humano. No está relacionado ni con la Mente ni con el Plexo Solar, y está muy orientado a la supervivencia primaria. También es la perfección de la naturaleza, porque en ella no hay interferencia, no hay mente para interferir. Y, obviamente, este es el gran dilema en la humanidad y la fuente de Transferencia en los seres humanos.

Existen muchos supuestos –y la suposición es la madre de todos los enredos–, sobre lo que el campo de la Conciencia comporta, pero veamos: lo que el campo de la Conciencia comporta es el Color y el Color es la Motivación. La casi totalidad del campo de la Conciencia es una motivación de supervivencia en la que vivir la perfección de cada Color implica un orden natural. Nuestro dilema, nuestra imperfección, es que cuando no estamos debidamente motivados perdemos la conexión con nuestra singularidad, y es así que nuestra mente sigue siendo parte del dilema del programa de homogeneización.

Por cierto, no es que el objetivo del programa sea no hacer que los humanos resuenen en el campo de la Conciencia. Supongo que si así fuera sería un chiste negro. El programa no apunta a que los seres humanos no puedan resonar con su verdadero Color. Para nada. Pero lo cierto es que el programa sobrevive a través del No-Ser. O sea que el programa sobrevive también a través de la Transferencia. Y todo lo que entendemos sobre el Color, sólo pasa por comprender nuestro contexto como seres humanos en términos de los valores como Transferencia.

Tienes a alguien que nació con una Personalidad de Color 1, Miedo, pero nunca llega a vivir la pureza de ese Color 1, la pureza del Miedo que palpita en cualquier célula, en un pez o en un pájaro; no, ese alguien no logra vivir su Color 1. Entonces nunca sabrá de qué se trata. Lo que vive, en realidad, es la Transferencia. Y el 1, como en todos los armónicos, se transferirá al 4, y el 4 es la Necesidad. Pero la Humanidad tiene un problema, y el problema es que en el momento en que se produce la Transferencia, el Ser se separa de la Cognición. Lo que significa que cuando uno pasa de ser un 1 en el que tener acceso a la cognición necesaria, el 1 vive como si fuera un 4 que se desconecta de su cognición, un 4 que sólo lleva consigo una Motivación muy, muy precaria.

Cuando piensas en alguien motivado por la Necesidad, no tienes una buena impresión, ¿verdad? Pero eso no es de lo que trata el 4. No lo es. Es sólo el valor que tiene el Color 1 cuando no hay inteligencia que lo guíe, cuando ha perdido su cognición por la Transferencia al 4. Este es el dilema humano. Pero la naturaleza, la fuerza vital del planeta, no tiene este dilema. No hay Transferencia. No obstante, el programa sobrevive por eso. Mira, si no, el mundo en el que vivimos.

Piensa en todas las personas, en todos los Color 1 que quieren arreglar sus vidas, cambiar sus vidas, encontrar la verdad, ser iluminados y así sucesivamente; hay decenas de millones de ellos. Todos están en Transferencia. No están guiados por lo que es correcto. No están motivados correctamente. Ellos no tienen la inteligencia. Y sin embargo, así es como el programa sobrevive. Es alucinante. Así es como la humanidad se mantiene homogeneizada porque no hay una inteligencia única detrás de la Motivación; no la hay. Lo que hay es un sabor homogeneizado y nada más.

Piensa en una de las cosas que no me canso de repetir: lo único que realmente importa es que honres tu Estrategia y Autoridad porque eso es lo único que te va a permitir romper el pacto con el programa. En última instancia te dará la oportunidad de separarte del falso dominio de tu mente. En Diseño Humano, cuando estás operando correctamente desde el plano físico, al darle Autoridad a tu Vehículo, automáticamente obtienes la ventaja de la cognición subyacente. El gran desafío en la parte mental del Diseño Humano es lograr que los seres humanos nos diferenciemos verdaderamente a través de la Perspectiva de la Personalidad, lo que significa que la Personalidad ya no podrá estar en la Transferencia, lo que nos permitirá resonar en nuestro propio campo de la conciencia.

En esencia, todo esto remonta a nuestras raíces más simples y básicas, porque ser tu propia Autoridad significa literalmente que eres lo único que te brindará seguridad, que tú mismo eres tu propia protección. Es el poder de tu propia singularidad el que te dará la capacidad de tomar decisiones para poder protegerte, para poder sobrevivir.

Ra Uru Hu

Traducido y adaptado libremente por AL-UR (universorave.com) a partir del texto de la serie Palabras Sabias de Ra, de Jovian Archives

Universo Rave
Universo Rave

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.