55 La Abundancia – Puerta del Espíritu

El poder de la conciencia emocional y su potencial para la desestabilización es el terreno sobre el que se pone a prueba la búsqueda humana del Espíritu. El Espíritu no es un concepto, no es un instinto; es una emoción. El potencial para el espíritu y su manifestación reside en la Puerta 55. Como dice el I-Ching del Rave, la Abundancia es estrictamente una cuestión de espíritu. Es a través de esta puerta que experimentamos las limitaciones de las emociones.

Esta es la puerta de la «copa de David». La Abundancia es el microcosmos de la vida dentro de una forma. La copa siempre está presente y siempre contiene algo en su interior (nuestras vidas), y dentro de la ola emocional, la copa es percibida ahora medio llena, ahora medio vacía. La Abundancia es la puerta de la conciencia potencial. Cuando la vida es experimentada emocionalmente en términos de «o esto o aquello», no estamos tratando con la conciencia. Es la frecuencia de ola del ciclo emocional de Esperanza y Dolor. Los estados de ánimo diferentes son la manifestación de dicha frecuencia. El individuo encuentra su espíritu en su aquí/ahora emocional. La ola está formada por diversos puntos dentro de la geometría. En cualquier momento dado, el espíritu no se encuentra a través de la comparación, sino de la maravilla misma de que la copa exista.

///

La conciencia del espíritu no es un concepto (Ajna) o un instinto (Bazo), es una emoción (Plexo Solar). La abundancia es una función del espíritu; es cómo percibimos lo que estamos sintiendo y el estado de ánimo que estamos experimentando en el momento. La puerta 55 es susceptible a la química melancólica de la onda emocional, que se mueve constantemente a través de ciclos que van de la esperanza al dolor. En un momento nuestra taza se siente medio vacía y al siguiente se siente medio llena.

Nuestros estados de ánimo determinan lo que es correcto para nosotros y cuándo. Si no estamos de humor para comer, trabajar, hacer el amor, ser sociables o crear, no es saludable para nosotros hacerlo. Cuando tenemos ganas de estar solos, no intentamos explicarnos o disculparnos; simplemente honramos el estado de ánimo y abrazamos estar en el momento con nuestro propio ser creativo interno. Nuestro momento más creativo es cuando nos sentimos profundamente melancólicos. Una palabra reflexiva para quienes nos rodean cuando simplemente no estamos de humor para ser sociales los ayudará a no personalizar la energía emocional que sienten de nosotros.

Estamos abiertos a personas con la Puerta 39 que nos provocan para que podamos percibir nuestro espíritu y nuestro estado de ánimo por nosotros mismos. En cualquier punto dado de nuestra ola, la manera en que nuestro espíritu siente y se emociona no está abierta a la comparación, debate o influencia de otros. La conciencia espiritual surge de la maravilla de que la copa verdaderamente exista. Lo que más tememos es el vacío emocional o la falta de pasión en la vida.

///

Personas que son profundamente melancólicas, musicales y/o románticas que deben honrar sus estados de ánimo a toda costa.

Esta puerta mide los altibajos emocionales, y las personas que la tienen definida siempre están buscando ese estado emocional perfecto, ya sea paz, amor o éxtasis. Las 55 están literalmente esperando ser provocadas (por las 39) para saber lo que sienten. Si su ola emocional está «arriba», se sienten como en casa consigo mismas, si está «abajo», se sienten melancólicas.

Su copa no está ni medio llena ni medio vacía. Estas personas deben dejar de tratar de racionalizar y controlar sus estados de ánimo. Sobre todo, deben aprender a no inventar razones para su química emocional. Si esperan la ola emocional (ya sea propia o ajena), siempre tendrán una percepción más clara de cualquier situación.

La puerta 55 es profundamente acústica y, por lo tanto, estas personas son muy sensibles a lo que otras personas dicen, así como al tono en que se dice. Esta es también la puerta de la inconstancia, y las personas que la tienen definida pueden parecer muy sensibles a los problemas que otros no entienden. La 55 nunca puede estar equivocada en lo que siente, pero tiene que aprender a no tomar nada personalmente. Es la química de estas personas lo que da color a todo lo que oyen.

Del I Ching Completo del Rave – Ra Uru Hu /// De El Libro Definitivo de Diseño Humano – Ciencia de la Diferenciación – Linda Bunnell & Ra Uru Hu /// Circuitry – Richard Rudd /// Imagen I Ching AGMuller Urania

Universo Rave
Universo Rave
Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.