27 Nutrición – Puerta del Cuidado

Sin nutrición y cariño, nada puede sobrevivir, particularmente los seres humanos que, durante tantos años, somos tan vulnerables. Esta Puerta es el reflejo de la pura sexualidad de la Puerta 59. Esta Puerta es tanto un combustible como una expresión de nuestra sexualidad. Cuando el poder Sacral está definido nos pone en marcha su fuerza para movernos. El impulso de nutrir también forma parte de su polaridad, la necesidad de ser nutrido o cuidado. Esta necesidad de ser cuidado, llevada por la fuerza del Sacral, puede conducir a todo tipo de problemas de salud relacionado con la sexualidad. Si va acompañada de una falta de valores que enriquezcan su puerta armónica (50), es posible que los problemas sean graves.

Cuando se juntan la posibilidad de los valores con la expresión del cuidado, tenemos el Canal de Preservación, un diseño de custodiar. Son aquellos que cuidan y protegen. En esta Puerta se encuentran la compasión y la fuerza para cuidar de los débiles, de los enfermos y de los más jóvenes. Puede ser impresionantemente altruista, como es el caso de la Madre Teresa de Calcuta.

///

La energía de la Puerta 27 se centra en mantener y mejorar la calidad de vida a través del poder de cuidar a los débiles, los enfermos y los jóvenes. Hay un tremendo potencial para el altruismo presente en esta Puerta, que vemos ejemplificada en la vida de la Madre Teresa. El papel de la Puerta 27 es nutrir, y nutrir a través del poder de la compasión y el cuidado. La polaridad es que también debemos nutrir la tribu y nutrirnos a nosotros mismos. Debemos cuidarnos a nosotros mismos primero para tener la energía y los recursos que nos permitan cuidar a los demás, y luego dejar que nuestra Autoridad nos guíe en dónde y cuándo comprometemos nuestra energía. La alimentación o el cuidado brindados sin conciencia es un desperdicio de recursos preciosos.

Cada línea de esta Puerta representa una forma de conectarse y de cuidar a la Tribu de acuerdo con los diferentes niveles de necesidad. Sin la Puerta 50, podríamos carecer del instinto y los valores para establecer límites saludables alrededor de nuestro impulso natural de cuidar a los demás, y terminar fácilmente sacrificándonos a nosotros mismos o a nuestro propio bienestar.

///

Las personas con esta Puerta definida están aquí para aprender cómo cuidarse a sí mismas y a los demás. En su forma más exaltada, esta es la Puerta de la compasión.

Sin embargo, estas personas pueden terminar fácilmente sacrificándose a sí mismas y a su propio bienestar por el bien de los demás. La primera Línea de esta Puerta en realidad se llama «egoísmo», que es la base de todos los cuidados: cuidarse primero, de lo contrario uno no puede ser de utilidad para los demás. Los 6 roles arquetípicos del cuidado se corresponden con las 6 Líneas de esta Puerta: 1 – Egoísmo, 2 – Autosuficiencia, 3 – Avaricia, 4 – Generosidad, 5 – Albacea, 6 – Cautela.

Debido a que esta es una Puerta sacral, estas personas no saben quién o qué les importa a menos que esperen para responder, en lugar de apresurarse a ocuparse de todo y de cualquier persona, o incluso de nadie. Sin la 50, estas personas tienen el impulso de cuidar a los demás, pero carecen del instinto de establecer límites saludables alrededor de su impulso.

Sin nutrición y cariño, nada puede sobrevivir, particularmente los seres humanos que, durante tantos años, somos tan vulnerables. Esta Puerta es el reflejo de la pura sexualidad de la Puerta 59. Esta Puerta es tanto un combustible como una expresión de nuestra sexualidad. Cuando el poder Sacral está definido nos pone en marcha su fuerza para movernos. El impulso de nutrir también forma parte de su polaridad, la necesidad de ser nutrido o cuidado. Esta necesidad de ser cuidado, llevada por la fuerza del Sacral, puede conducir a todo tipo de problemas de salud relacionado con la sexualidad. Si va acompañada de una falta de valores que enriquezcan su puerta armónica (50), es posible que los problemas sean graves.

Cuando se juntan la posibilidad de los valores con la expresión del cuidado, tenemos el Canal de Preservación, un diseño de custodiar. Son aquellos que cuidan y protegen. En esta Puerta se encuentran la compasión y la fuerza para cuidar de los débiles, de los enfermos y de los más jóvenes. Puede ser impresionantemente altruista, como es el caso de la Madre Teresa de Calcuta.

///

La energía de la Puerta 27 se centra en mantener y mejorar la calidad de vida a través del poder de cuidar a los débiles, los enfermos y los jóvenes. Hay un tremendo potencial para el altruismo presente en esta Puerta, que vemos ejemplificada en la vida de la Madre Teresa. El papel de la Puerta 27 es nutrir, y nutrir a través del poder de la compasión y el cuidado. La polaridad es que también debemos nutrir la tribu y nutrirnos a nosotros mismos. Debemos cuidarnos a nosotros mismos primero para tener la energía y los recursos que nos permitan cuidar a los demás, y luego dejar que nuestra Autoridad nos guíe en dónde y cuándo comprometemos nuestra energía. La alimentación o el cuidado brindados sin conciencia es un desperdicio de recursos preciosos.

Cada línea de esta Puerta representa una forma de conectarse y de cuidar a la Tribu de acuerdo con los diferentes niveles de necesidad. Sin la Puerta 50, podríamos carecer del instinto y los valores para establecer límites saludables alrededor de nuestro impulso natural de cuidar a los demás, y terminar fácilmente sacrificándonos a nosotros mismos o a nuestro propio bienestar.

///

Las personas con esta Puerta definida están aquí para aprender cómo cuidarse a sí mismas y a los demás. En su forma más exaltada, esta es la Puerta de la compasión.

Sin embargo, estas personas pueden terminar fácilmente sacrificándose a sí mismas y a su propio bienestar por el bien de los demás. La primera Línea de esta Puerta en realidad se llama «egoísmo», que es la base de todos los cuidados: cuidarse primero, de lo contrario uno no puede ser de utilidad para los demás. Los 6 roles arquetípicos del cuidado se corresponden con las 6 Líneas de esta Puerta: 1 – Egoísmo, 2 – Autosuficiencia, 3 – Avaricia, 4 – Generosidad, 5 – Albacea, 6 – Cautela.

Debido a que esta es una Puerta sacral, estas personas no saben quién o qué les importa a menos que esperen para responder, en lugar de apresurarse a ocuparse de todo y de cualquier persona, o incluso de nadie. Sin la 50, estas personas tienen el impulso de cuidar a los demás, pero carecen del instinto de establecer límites saludables alrededor de su impulso.

Del I Ching Completo del Rave – Ra Uru Hu /// De El Libro Definitivo de Diseño Humano – Ciencia de la Diferenciación – Linda Bunnell & Ra Uru Hu /// Circuitry – Richard Rudd /// Imagen I Ching AGMuller Urania

Universo Rave
Universo Rave
Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.