Circuitos Individuales – Mecánicas que Empoderan

Circuitos Individuales

Con respecto a la energía de la Individualidad, dejó dicho Ra por ahí: «En el Cuerpo Gráfico, las Puertas individuales son mayoría. Y son tantas estas Puertas en todo el grupo individual ya que éste se compone de tres variaciones diferentes. Una de las cosas que debemos tener en claro sobre la individualidad es que trae ciertos principios a nuestras vidas. En primer lugar, aporta su propia química única. Toda individualidad está asociada con la mutación. Y es sólo a través de la individualidad que alcanzamos la mutación que impregna nuestras vidas. En otras palabras, es la mutación y la capacidad de mutación lo que nos da nuestra dirección en la vida. Por eso, cuando se mira el Cuerpo Gráfico y los Canales que van desde el medio hasta el centro mismo de la Carta, se ve este proceso individual: desde la puerta 60 a la 3, el Canal de la Mutación; desde la Puerta 14 hasta la Puerta 2, el Guardián de las Llaves, que habla de la energía para la dirección de la vida; y finalmente su expresión a través de la 1 y la 8, la Expresión como Ejemplo Creativo.«

Hay algo de medular en la energía individual, y con medular me refiero tanto en sentido literal como figurativo. Estas energías atraviesan la Carta del Rave por el medio, como nos recuerda Ra, contenidas entre las otras energías que caracterizan lo Colectivo y lo Tribal. Es como el presente que se encuentra entre el pasado y el futuro o como el yo entre el ellos y el nosotros. Medular aquí implica más que nada la diferenciación como principio dinámico del Diseño Humano que se resume en la mutación como fin en este grupo particular de mecánicas. El cambio, cualquiera que se nos ocurra al nivel de la civilización o de nuestro entorno, comienza en el individuo, en su energía individual que confiere una suerte de efecto de contagio en los otros, a través de lo que se denomina empoderamiento. Y ese es el sentido mágico del poder mutativo de la individualidad que muchas veces se confunde con el individualismo: la creatividad individual es básicamente un don único e irrepetible que aparece en el momento presente como un salvoconducto personal para cambiar al otro y que quizá, luego y entonces, nos cambiará a nosotros mismos como fuentes emisoras de esa energía medular. Creatividad es mutación y mutación es evolución.

Circuito Principal del Saber y Circuito Menor del Centrarse

Son 11 los Canales individuales que conforman los dos Circuitos Individuales: 9 de ellos se agrupan en el denominado Circuito Principal del Saber, y los 2 restantes determinan el Circuito Menor del Centrarse. Los Canales del Circuito del Saber conectan todos los Centros del Cuerpo Gráfico excepto el Centro Ego, lo que implica que estas frecuencias del Circuito Principal que recorren prácticamente toda la Carta no tienen carácter egoico alguno –no establecen valores ni están sujetas a la voluntad– pero movilizan comportamientos basados en la propia convicción. Y esta característica fundamenta la diferencia con el Circuito Menor, en el que las mecánicas de la individualidad se refuerzan por el suministro de las frecuencias del Centro Ego como un fluir vital sin presiones ni consciencia.  

El sentido asociado a estas mecánicas individuales es el oído, ya que la individualidad resuena con la acústica. De hecho, al hablar de oído y de oír, necesariamente aparece la sordera que suele percibirse en personas con estas frecuencias en sus diseños ya que pueden mostrarse incapaces de escuchar al otro o considerar el tañer de “otras campanas”: a los individuales no les gusta que les digan qué hacer ni dejarse influenciar por los otros. No obstante, para que la mutación prenda en el otro, ese otro debe jugar el rol de una audiencia susceptible de ser empoderada y el individual jugar su rol como Ser único, su diferencia, para que lo escuchen. El poder mutativo puede alcanzar el comportamiento de los otros. Aquí también está la diferencia entre las frecuencias del Circuito del Saber y del Circuito del Centrarse, ya que el impacto de este último es enorme en términos de cambio, y es por eso que sus dos Canales –Exploración e Iniciación– determinan maneras alternativas de conducirse para los demás indicándoles la dirección desde el amor mismo de la vida en su forma más pura.

Correspondencias entre los Circuitos del Saber y del Centrarse

Los individuales suelen sentirse inadecuados, “sapos de otro pozo”, y frecuentar el terreno de la melancolía que puede surtir el efecto de musa inspiradora para la creatividad pero también conducirlos a una profunda depresión. Al respecto, continúa diciendo Ra: “Esto es lo nuevo en nuestras vidas. Esto es lo que trae lo nuevo; esto es lo que trae la mutación a nuestro proceso. Sin embargo, el mero hecho de que la individualidad conlleve un potencial mutativo también significa que hay que pagar un precio por ello. El precio que se paga es lo que llamamos melancolía. Es decir, tristeza. Todo acerca de la individualidad es que la individualidad depende de esta química específica. Ahora bien, una de las formas en que nos relacionamos con esta química se puede ver en el arquetipo del Canal 39/55, un Canal emocional que opera entre el Centro Raíz y el Centro Plexo Solar. Es un Canal individual y se conoce como el Canal de Liberar Emociones o de Ánimos Fluctuantes, o del Mal Humor. Y es una de las cosas a tener en cuenta sobre la naturaleza de la individualidad; la individualidad conlleva una química de ánimo fluctuante.

Ahora, ese mal humor puede volverse melancólico. La naturaleza de ese mal humor tiene que ver con que alguien que es individual, cuando se despierta por la mañana y está de mal humor, lo que le sucede es que la manera en que opera su Mente desde su No Ser es que inmediatamente tratará de identificar una causa para eso, inmediatamente. Eso es lo que hace la mente. La mente dice: “Estoy de mal humor esta mañana porque… por esto, por aquello y por otra cosa”. Y por supuesto, en el momento en que identifica el “porque” con algo, inmediatamente crea una nueva serie de causas y efectos que van a tener lugar en su relación con esa cosa. Y, sin embargo, todo está fuera de lugar.

No hay un “porque” en términos del exterior. No hay “porque”, no es por esto o por aquello que está de mal humor, o que está de humor melancólico. Es porque esta es la química de la individualidad. Y esa química no requiere identificación. Es la identificación que puede convertir el potencial de mutación en depresión. Puede convertir el potencial de mutación en una tristeza larga y oscura en la que no se ve lo mejor y lo más brillante de lo que la vida puede ofrecer.

De lo que se trata todo esto es de entender que es sólo química. Todos conocemos esta experiencia en nuestra juventud, esa experiencia de tristeza y de esa tristeza surgieron nuestros primeros intentos de poesía o música o lo que sea, esa necesidad de escapar de la melancolía encontrando algún tipo de salvoconducto creativo. Y, por supuesto, esta es la esencia de lo que aporta la individualidad. Para mí, cuando miro la melancolía de la individualidad, veo muy claramente que también es una musa. Es esta musa, esta química la que aporta el potencial para el proceso creativo.

La individualidad se expresa a través de 3 voces que se manifiestan desde las Corrientes de Consciencia de la Intuición para la Supervivencia, que dice “Soy Ahora/No Soy Ahora” (Puerta 20 Del Ahora, Canal 57-20 Chispa Cerebral); la Conceptual para el Proceso Mental que dice “Sé/No Sé” (Puerta 23 Asimilación, Canal 43-23 Estructurar); y la Emotiva para la Experiencia que dice “Puedo Intentarlo/Puedo No Intentarlo” (Puerta 12 Precaución Social, Canal 22-12 Apertura). Desde el Centrarse, los sonidos sacrales pueden jugar a nivel del Centro Ego el rol de la voluntad de cambio de dirección y valorización de estar vivo en pos del amor universal. [Al-UR]

Universo Rave
Universo Rave
Por favor, sígueme en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.