Canal de Estructurar (43-23) – Diseño de Individualidad (genio a chiflado)

“Conceptualizo, luego sé” podría ser el lema existencial de la Corriente del proceso mental individual. Si antes la presión de encontrarle sentido a las cosas se definía desde la mecánica del Canal de Conciencia para disparar la elaboración del concepto, es ahora –a través de la perspectiva individual del pensamiento del Canal de Individualidad, el 43-23– que se concretiza y exterioriza la facultad del Saber. Un saber que es verbo en todo sentido, o sea que se vuelca de hecho en la Forma como expresión de un concepto innovador, cuyo fin último es empoderar al otro a través de su naturaleza transformadora.

Canal de Estructurar (43-23) – Diseño de individualidad (de genio a chiflado)

Una particularidad de este Canal de individualidad es que las dos Puertas 43 y 23 que lo componen se encuentran en perfecta oposición en el Mandala del Rave. Así, al igual que en los otros dos Canales 37-40 de Comunidad y 34-20 de Carisma, esto implica que si el Sol de Personalidad está en algunas de sus Puertas, la Tierra corresponderá necesariamente a la otra, y viceversa. Entonces, el Canal aparecerá formando parte de la geometría de Encarnación; lo que en este caso significa que las personas que llegaron a este plano con el Canal 43-23 de Estructurar en su Cruz de Encarnación tendrán una marcada inclinación a desplegar esta energía como componente mecánico principal de sus propósitos de vida.

¿Qué y cómo saben los 43-23? La mecánica del Canal de Estructurar sigue el principio del “insight” (darse cuenta de algo espontáneamente) y la resolución mental de su contenido en un concepto estructurado (ordenado y detallado) que necesita expresarse. Y la fuerza poderosa de los 43-23 radica en ese darse cuenta de algo y encontrarle la vuelta para brindarlo como una nueva solución a cualquier problemática. Ese don los hace seres muy apreciados, verdaderos genios, ya que pueden inyectar en los otros ese significado no convencional y muy personal que logran encontrar por sus “insights” y transformar cualquier forma establecida que quizá ya no sirva o haya dejado de cumplir su función, incluso posibilitando el establecimiento en cualquier área de principios decididamente innovadores.

Connotaciones del Canal de Estructurar 43-23

Sólo que esta mecánica alcanza su éxito cuando es reconocida por el otro, que es quien invita a que este profundo saber de los 43-23 se exprese. Fuera de ese cuadro proyector, los 43-23 pierden la potencial genialidad de su Autoridad Externa para terminar desacreditados, rechazados, considerados locos de remate: de ahí en parte la premisa “de genio a chiflado”. Recordemos que como en todo Canal del Circuito Individual, la audición juega un rol preponderante y, por ende, también la sordera. Dicho de otra manera, es difícil que un 43-23 escuche a otro que no sea a sí mismo.   

La genialidad o la chifladura de los 43-23 afloran a través de la Puerta 23 de la Asimilación como expresiones de hecho del Centro Garganta que pueden conducir cierta ansiedad. Hay que tener en cuenta que la Puerta 23 en el Canal de Estructurar, al igual que otras 7 de las 11 Puertas que se abren en este Centro, poseen la potencialidad de manifestar la frecuencia del Canal (sin ser por ello verdaderamente Canales manifestadores, ya que no conectan directamente el Centro Garganta con un motor). Esta clase muy particular de Canales proyectores con sus voces de expresión, y que aparecen en la figura que sigue, tiene una connotación muy especial en el contexto del No-Ser que se conoce como “pistolero verbal”.

Canales con la potencialidad del «pistolero verbal»

Al respecto de los pistoleros verbales, dice Ra en Canales por Tipos: “Lo que hay que reconocer de los pistoleros verbales es que tienen un Centro Garganta muy poderoso. No hay problema con eso, sino que aunque el Centro Garganta tenga una función dual,  el hecho de que esté constantemente activada, la Garganta se permita asumir en su propio nivel y desde su capacidad que pueda iniciar una conversación. Es mucho más fácil para un Centro Garganta sin definir de aprender esa lección que lo es para un pistolero verbal, debido a la tendencia natural del pistolero verbal de manifestarse verbalmente. Y, por supuesto, al manifestarse verbalmente encuentran resistencia y castigo, de la misma manera que un Manifestador, cuando nadie está allí para prestarle atención.

Lo que sucede es que no sólo encuentran problemas y que además tengan la ansiedad que está asociada a esto, sino que la parte más triste de todo esto es que la belleza de sus inteligencias y del don que les es inherente se pierde: se pierde en oídos sordos. Ya ven, los pistoleros verbales siempre deben esperar la oportunidad para lanzarse en una conversación. Es su don, y una vez iniciados en la conversación tienen un poder mayor que aquel que la inició. Son, después de todo, seres con Gargantas poderosas”.

Más adelante, continúa: “Cuando se trata de los 43-23, que son pistoleros verbales, nadie es capaz de saber de qué diablos están hablando cada vez que comienzan una conversación, nadie, nadie. Es el parloteo más extraño que nadie pueda imaginarse. Nadie. Son bichos raros después de todo. Lo que importa es que cuando uno les pregunta a los 43-23, cuando uno les abre la oportunidad de que expresen lo que saben en una respuesta reconocida como un elemento proyectado, cuando son invitados a hacer su aporte, todo el mundo presta atención y cada uno puede ser mutado.  

Conozco mucha gente que puede ser muy clara a nivel mental y nadie la escucha, nadie. Eso es lo más triste y más amargo en la vida de un pistolero verbal. La perversidad del ser humano es que cuando el pistolero verbal no tiene a nadie que le esté prestando atención, porque no están entrando en las cosas correctamente, terminan gritando. Es como ser un americano en Paris: “¿dónde está el baño?”, ya saben.

Es así, el pistolero verbal se imagina que diciendo lo que sea más fuerte lo van a entender, ya que no sabe cómo hablarles. Por eso habla cada vez más alto. Se vuelven gritones y chillones. Son el tipo de personas que la gente dice: “Es tan directo que hiere”. Pero no son eso; los pistoleros verbales sólo hacen burbujas y vomitan. Y todo el mundo dice: “No sé qué fue eso, no entiendo lo que está diciendo, no entiendo una sola palabra de lo que quiere decir, no tiene sentido para mí”.

En resumen: todos estos Canales, y en particular el 43-23 de Estructurar, conllevan esta potencialidad de pistoleros verbales cuando la energía de sus mecánicas sale del contexto de la proyección y la corrección, por lo que es imperioso para los portadores de observar cuándo, dónde y con quién estas frecuencias se expresan, de lo contrario encontrarán resistencias,  desaprobación e indiferencia. Pero cuando la invitación aparece, el mensaje es reconocido y genera la mutación correspondiente en el otro, lo empodera; y eso que es lograr transmitir su saber a una audiencia atenta, para un 43-23 es tocar el cielo con las manos.                         

El Canal de Estructurar forma parte de la Corriente Individual para el Proceso Mental, cuya presión conceptualiza (Puerta 61 del Misterio) a través de la racionalización (Puerta 24 del Razonamiento) y la perspectiva única de la verdad interior (Puerta 43 de la Visión Interior) que se expresa como resolución del saber (Puerta 23 de la Asimilación): “Sé” [o no sé]. [AL-UR}

Pinchar AQUÍ para ir al Canal de Conciencia 61-24

Pinchar AQUÍ para ir a la Puerta 61 del Misterio

Pinchar AQUÍ para ir a la Puerta 24 de la Racionalización

Pinchar AQUÍ para ir a la Puerta 43 de la Visión Interior

Pinchar AQUÍ para ir a la Puerta 23 de la Asimilación

Pinchar AQUÍ para ir a Circuitos Individuales  

Pinchar AQUÍ para ir al Cuarto de Civilización

Pinchar AQUÍ para ir al Cuarto de Mutación

Universo Rave
Universo Rave

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.