Circuitos Colectivos

Cuando miramos en la Carta del Rave las diferentes mecánicas –los Canales– del Circuito Colectivo y las contamos, nos damos cuenta de su relevancia: son 14 Canales que bordean el Cuerpo Gráfico de un lado y del otro y que están agrupados en dos grandes Circuitos denominados del Entendimiento y de la Abstracción. En conjunto, el Colectivo es el Circuito con más energías diferenciadas, por lo que también, el más denso. Y no es para menos: el Colectivo, de una forma o de otra, está a la base de nuestro vivir organizado y funcional en sociedad, de las leyes que nos gobiernan a todos por igual, de los servicios a los que accedemos y de nuestra cohabitación en armonía (o no…).  

De hecho, en “Fuerza de Vida – Los Canales” Ra resalta al respecto del conjunto de estas 14 mecánicas colectivas que: Entonces, cuando miramos al Colectivo, lo que hay que reconocer sobre su naturaleza es que cumple con este aspecto fundamental de que la vida se trata de nuestra relación con el otro. Y no se trata, necesariamente, de nuestra relación personal o nuestra relación tribal, sino de nuestra relación colectiva en este planeta. Podemos ver eso hoy en día ya que vivimos en una era donde el colectivo realmente gobierna. Ha llevado mucho, mucho tiempo para que el colectivo pueda existir, porque el verdadero colectivo es global.

Marshall McLuhan, un gran pensador, postuló la terminología `aldea global` a finales de los 50, aunque se popularizó en los 60. Y es que aquel momento fue realmente el triunfo del colectivo. Los principios colectivos son algo que literalmente puede envolver todo el planeta, envolver a toda la humanidad. Y, por supuesto, sabemos que hay un conflicto en eso, el conflicto contra la llamada globalización, el temor que hay en los grupos políticos o religiosos de ser abrumados por principios colectivos con los que no necesariamente están de acuerdo. Y, por supuesto, donde la conducción está cerrada y solo es amigable para sí misma, donde el individuo solo es amigable para esos momentos de mutación potencial, el colectivo siempre está haciendo su campaña. El colectivo siempre está compartiendo. El colectivo siempre está ahí haciendo su trabajo. Y es muy, muy, muy poderoso.

Poderoso, sin dudas, lo es, y esa actitud de campaña, de lobby activista y certero del Colectivo entraña también su sombra, como remata a continuación Ra: Representa la dinámica de la forma en que se supone que todo en este plano funciona de acuerdo con el Colectivo. Si no haces las cosas de acuerdo al colectivo, no le gustas. Al colectivo no le gustan las tribus. Piensa que las tribus son primitivas. Al colectivo no le gustan los individuos. Cree que son peligrosos. El colectivo quiere que todo sea socialmente armonioso. Este es el colectivo. Compartamos. Y al decir “compartamos”, está diciendo otra cosa, porque recuerden que hablamos de esto en el contexto del mundo homogeneizado, dice, “pongámonos de acuerdo. Pongámonos de acuerdo en que los niños retrasados ​​deben ser sacrificados; es mejor para que avancemos”. O “acordemos eso”: esos convenios colectivos pueden ser aterradores, pueden ser horribles. Y no tiene que ser algo tan loco.

Piensa en cualquier nación moderna en la que vivimos y piensa en las leyes colectivas que se establecen porque son leyes colectivas; no son leyes que reconozcan la idiosincrasia de los individuos. No son leyes que necesariamente correspondan a las leyes tribales. Estas son leyes colectivas, y como leyes colectivas siempre habrá quienes se sientan en desventaja o tratados injustamente por esa ley.

Soy fumador. Me encanta fumar. La ley colectiva prohibiendo, tratando de legislar este tipo de cosas, para mí es solo la intromisión colectiva en el mundo. Y, sin embargo, eso es lo que hace el colectivo. Y, por cierto, el colectivo dentro de sus propios principios del No-Ser piensa que está haciendo lo correcto. Piensa que está haciendo lo correcto para la humanidad, para el mundo; es el quehacer del colectivo. No significa necesariamente que finalmente lo sea. Pero esta es la forma en que el colectivo domina.

Los 2 Circuitos Colectivos del Entendimientos y la Abstracción

Inmersos, entonces, en este instructivo paisaje de luz y sombra propio de los Circuitos Colectivos encontramos los particulares procesos genéticos que han conducido a nuestra especie al estado evolutivo de organización como comunidad y cuyas mecánicas, como adelanté al principio, se agrupan en dos Circuitos mayores: el del Entendimiento y el de la Abstracción, cada uno con características significativas propias.

Lo primero que salta a la vista en el Cuerpo Gráfico es la organización principalmente a la izquierda o la derecha de los Circuitos del Entendimiento y de la Abstracción, respectivamente. El arreglo invertido de Canales a nivel de los Centros de Presión (Cabeza y Raíz), representa el mismo entrecruzamiento del tramado neuronal que ocurre a nivel de los hemisferios cerebrales y que resulta en el control de la motricidad del lado izquierdo del cuerpo por el hemisferio derecho y el del lado derecho por el hemisferio izquierdo. En términos de la psicología, los dos hemisferios del cerebro también operan distintamente: el lado derecho está asociado al razonamiento creativo y abstracto, y el izquierdo al razonamiento analítico y metodológico.

Entendimiento versus Abstracción

El segundo aspecto remarcable y común al Circuito Colectivo global es que no hay participación alguna del Ego, lo cual se condice con lo que Ra menciona más arriba: el Colectivo no tiene nada que ver con la voluntad individual, sino que establece un acuerdo comunitario donde los valores del individuo o los de la tribu no tienen razón de ser, por lo que no son considerados.

Lo que define la naturaleza mecánica distintiva que agrupa las otras fuerzas vitales en cada uno de estos dos Circuitos podemos comenzar a identificarlo en los Centros de Presión (Cabeza y Raíz). Para el Circuito del Entendimiento, los combustibles energéticos parten de las Puertas 63 – Puerta de las Dudas / Después de Concluir (Cabeza); 52 – Puerta de la Inacción / Quietud de la Montaña (Raíz); y 58 – Puerta de la Vitalidad / El Jovial (Raíz). La presión de incertidumbre y desconfianza como combustibles para encontrar detalles, la tensión como enfoque pasivo para la concentración (indispensable para identificar patrones), y la vitalidad al servicio de una vida mejor (qué mejorar y cómo concretarlo), respectivamente. Las fuerzas energéticas del Circuito del Entendimiento suelen definirse en investigadores, científicos y líderes que promueven desde sus talentos conservar desafiando lo que ya ha probado ser seguro y funcional.

En el Circuito de la Abstracción, las presiones vienen de las Puertas 64, Puerta de la Confusión / Antes de concluir (Cabeza), 53, Puerta de los Inicios / El Desarrollo (Raíz); y 41, Puerta de la Contracción / El decrecimiento (Raíz). Aquí se trata, respectivamente, de la presión de alcanzar la claridad que permita el cambio, la maduración y el acceso al potencial de reconocimiento, mecánicas que lubrican los engranajes profundos del proceso abstracto. Las mecánicas del Circuito de Abstracción suelen estar asociadas con los historiadores y creadores, revolucionarios y memoriosos que ven en la experiencia del cambio el progreso. 

Los 3 Centros de Conciencia, Bazo, Ajna y Plexo Solar, abrevan los distintos componentes del Circuito Colectivo Global. No obstante, cuando miramos los dos Circuitos por separado encontramos diferencias substanciales entre ellos: las mecánicas del Entendimiento no tienen acceso al Plexo Solar y las de la Abstracción no conectan con el Bazo. Lo que hace que el Circuito del Entendimiento conlleve energías fundamentalmente experimentales, conservadoras, y el de Abstracción esté regido por el contexto experiencial, progresista. Esta diferencia también se traduce en el tempo diferente de los dos Circuitos: mientras las mecánicas del Entendimiento se basan en la repetición y percepción de patrones en el ahora y la inmediatez, las de la Abstracción requieren de tiempo y paciencia para alcanzar una perspectiva más clara.

Asimismo, los flujos energéticos condicionados por estos 3 Centros de Consciencia son el resultado de los miedos instintivos (Bazo), las ansiedades intelectuales (Ajna), y el nerviosismo emocional (Plexo Solar) que pueden estar relacionados con un Circuito o el otro según el caso.

El sentido asociado a los dos Circuitos Colectivos es la vista. El Colectivo necesita ver los detalles y patrones, leer en las memorias y recuerdos, en la experiencia, percibir el tiempo de la perspectiva y donde poner el foco. Por lo que una de las temáticas del No-Ser relacionadas con las mecánicas del Colectivo tiene que ver con la ceguera y la incapacidad de ver. Si bien algunas de las mecánicas colectivas participarán con otros sentidos –gusto, tacto, etc.–, la visión en todas ellas será el componente más relevante.

Las fuerzas vitales del Colectivo se expresan a través de 6 voces. Por el Lado del Circuito del Entendimiento: “Pienso” (Puerta 62), desde la Corriente de Conciencia del Saber; “Pienso que Puedo” (Puerta 16), desde la Corriente Intuitiva del Tacto; y “Lidero” (Puerta 31). Las 3 voces del Circuito de la Abstracción dicen: “Creo” (Puerta 56), desde la Corriente de Conciencia de la Abstracción; “Siento” (Puerta 35), desde la Corriente de Conciencia del Sentimiento; y “Recuerdo” (Puerta 33). [AL-UR]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.