Canal del Pródigo (13-33) – Diseño de Ser un Testigo

Las 3 conexiones entre el Centro G y el Centro Garganta conforman un campo de fuerzas muy particulares en el Cuerpo Gráfico, ya que representan las tres formas en las que el Ser expresa en el Maia su identidad global, tanto colectiva (Canal lógico del Alfa 7-31 y Canal abstracto del Pródigo 13-33) e individual (Canal de Inspiración 1-8). Junto a las 3 fuerzas tántricas que conectan los Centros Sacral y G, los 6 Canales establecen el campo áurico del Penta, cuya estructura está a la base de la funcionalidad orgánica como fuerza conductora que se establece en todo grupo formado por 3, 4 o 5 individuos.  Así, el Canal 13-33 del Pródigo, un diseño de ser un testigo, aporta la memoria al Penta desde la mecánica de haberse retirado (Puerta 33, la Retirada) para volverse testigo de sus ciclos de experiencias y luego compartirlas para el mejoramiento y optimización del colectivo del que forma parte (Puerta 13, Comunidad con los Hombres) entre quienes reconozcan sus proyecciones como correctas.

Canal del Pródigo 13-33 en el Circuito Colectivo Abstracto

La figura bíblica del hijo pródigo representa una profunda ilustración de esta mecánica del Circuito Colectivo de Abstracción y es en sí misma un ejemplo de cómo se construye y consolida el acervo moral, cultural y societal sobre el que se levanta el enorme edificio colectivo. En la parábola, el hijo menor de un rico propietario decide partir del hogar en busca de nuevas experiencias y pide se le dé su parte de la herencia, mientras que el mayor se queda para ayudar con la gestión de las riquezas paternas. Un tiempo después de haber gastado todo su dinero, el pródigo regresa a su hogar y es recibido con los brazos abiertos por su padre. El relato bíblico hace referencia del reproche que el hermano mayor hizo al padre por haber recibido con algarabía al menor fugado, mientras que él, que se había quedado a su lado para ayudarlo, no tuvo reconocimiento alguno. La lectura cristiana parangona la actitud del padre con la misericordia divina capaz de perdonar a los descarriados que se arrepienten.

Otra lectura posible de la figura del hijo pródigo desprovista de connotación religiosa puede hacerse en el significado que la perspectiva de la experiencia de un individuo puede brindarle al grupo y ser adoptada para robustecerlo. El pródigo es quien abandonó su zona de confort para testimoniar cómo es todo en nuevos territorios. Allí experimentó éxitos y fracasos, allí vio maneras diferentes de vivir y hacer, allí pudo medir sus propias limitaciones. Y ahora vuelve para contar sus vivencias a quien quiera oírlo y aprender de ellas. Las diferentes perspectivas de la experiencia individual generan memoria global, y es la acumulación de toda esa memoria lo que le permite al colectivo establecer principios de orden y funcionamiento y optimizarlos para el bien común.

Al respecto, Ra comenta en “Fuerza de Vida – Los Canales”: [El hijo pródigo] Sale al mundo y visita lugares extraños y todo eso, y finalmente regresa y cuenta la historia. Esto es historia. Quizás lo más profundo de nosotros, en cierto modo, es que la experiencia nunca se pierde. Se puede ver eso al extremo ahora con decenas de millones de personas blogueando; todo tipo de experiencia se registra y está disponible para que otros la compartan.

Cuando se piensa en los mamíferos y consideramos lo que sucede cuando nace una nueva generación, el aprendizaje que se puede transmitir, el conocimiento que se puede transmitir desde la generación anterior es increíblemente limitado. Está limitado a las prioridades de su tipo y su entorno y su juego y lo que sea, pero es muy limitado. De generación en generación no hay absolutamente ningún cambio en la manera, sobre todo, del funcionar de la especie. Es lo que nos hace tan increíbles y, de nuevo, se remonta a comprender que todo se trata de la garganta. Se trata de nuestra capacidad de poder comunicarnos unos con otros.

Lo que hay que reconocer sobre el colectivo es que garantiza nuestra inteligencia colectiva, nuestra conciencia colectiva, nuestra toma de conciencia colectiva, porque la experiencia y la posibilidad son cosas que se comparten constantemente. Entonces, cuando estamos tratando con el lado abstracto, estamos tratando con la forma en que la humanidad crece exponencialmente, generación tras generación, a través del intercambio de experiencias. De eso se trata esta fuerza. Y no es simplemente que lo abstracto esté aquí para salir al mundo y afrontar los retos de este plano. Es más que eso; es que tienen la responsabilidad de compartirlo.

Características del Canal del Pródigo 13-33

Es por todo esto que Ra recalca en los párrafos anteriores, que quienes poseen en sus Diseños este Canal del Pródigo ciertamente mostrarán un gran interés en el pasado y la vocación de transmitir todo tipo de valores desde un punto de vista retrospectivo. Son los coleccionistas que encontrarán la perspectiva justa en la secuencia de sus muestras acumuladas, los historiadores que lograrán encontrar sentido en la sucesión de eventos, el actor y el político que transmitirán las figuraciones que representan o persiguen. Pero la fuerza de quienes lo portan no es de tipo manifestadora sino proyectora, por lo que es la audiencia quien los elige y habilita para que puedan proyectar su sabiduría, para tomar nota e incorporar las lecciones que le impedirán cometer los mismos errores. Y es por eso que los 13-33 deben haber aprendido a esperar ser invitados para que esta mecánica del recuerdo pueda expresarse correctamente en tiempo y lugar y no termine resonando en el vacío. [AL-UR] 

Pinchar AQUÍ para ir a la Puerta 13 de la Comunidad con los Hombres

Pinchar AQUÍ para ir a la Puerta 33 de la Retirada

Pinchar AQUÍ para ir a Circuitos Colectivos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.