Si todo se trata de movimiento, esto implica que todo está cambiando. Al estar viviendo sobre un planeta que gira alrededor de su estrella en el seno de un sistema que se mueve como un todo en su galaxia y, aún ésta, en el Universo que la contiene, cada momento es un cambio inexorable de coordenadas en el espacio y el tiempo para toda substancia y ser. Seguir leyendo